La Defensoría Del Pueblo Y El Uso De Agroquímicos En Lobos: “Los Municipios No Tienen Como Prioridad El Medio Ambiente”

Es la opinión de Guido Lorenzino, a cargo de la dependencia que intervino tras el estudio que encontró agua contaminada con 18 sustancias tóxicas y fue denunciado por Clarín. Hay más distritos con el mismo problema.

La Defensoría del Pueblo bonaerense le reclamó al Municipio y al Concejo Deliberante de Lobos que tomen “todas las medidas necesarias para frenar la aplicación de agroquímicos”, luego de que se conociera que el agua, el aire y el suelo de ese partido se encuentran contaminados con este tipo de sustancias.

La decisión surge tras un estudio financiado por más de 370 vecinos del partido y desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Balcarce que detectó la contaminación del agua superficial, subterránea y de lluvia, el aire y el suelo con 18 tipos distintos de agroquímicos. 

En el agua de napas que se usa para consumo humano a través de la extracción de pozo se encontraron, por ejemplo, mezclas de 11 plaguicidas distintos junto a arsénico. En la red de agua corriente, en tanto, el análisis halló presencia del herbicida 2-4-D en concentraciones 45 veces superiores a lo aceptado por la Unión Europea, autoridad que es la referencia tomada por el INTA para estos análisis.

“Nuestro reclamo a las autoridades es que prohíban todo tipo de prácticas relacionadas con la aplicación de los agroquímicos hasta tanto la situación de fondo sea solucionada. Se debe privilegiar la prevención para detener cualquier tipo de daño al ambiente y a la salud”, aseguró el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.

Además, el organismo informó al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, al Ministerio de Desarrollo Agrario y a la Autoridad del Agua del Gobierno de la Provincia para que realicen todos los estudios necesarios relacionados a la problemática que afecta a Lobos.

La intervención de la Defensoría va en línea con una serie de proyectos de ordenanza presentados en el Concejo Deliberante y un amparo concedido por la Justicia bonaerense, que obliga al municipio a abastecer de bidones de agua potable “sin arsénico ni agrotóxicos” a los hogares de los 10 amparistas, así como a clubes, escuelas y centros de salud locales.

Clarín habló con Lorenzino sobre el pedido realizado al municipio y la situación “dramática” de la provincia, donde miles de familias están expuestas a este tipo de sustancias que pueden generar desórdenes endocrinológicos, oncológicos y problemas de piel, entre otros efectos que siguen en estudio. La Sociedad Argentina de Pediatría, por ejemplo, advirtió en julio que la exposición prenatal a pesticidas a bajas dosis tiende a afectar el neurodesarrollo de los niños.

“La mayoría de los municipios no tiene una regulación del uso de agroquímicos y tampoco hay una ley provincial, otra faltante histórica que tiene la provincia de Buenos Aires en términos de la regulación. Entonces cada uno hace lo que quiere realmente. Es dramático”, describió Lorenzino.

En el caso del municipio de Lobos “hay dos o tres proyectos de ordenanza, pero no se hizo nada, y hoy la situación la tienen ya con la contaminación encima y con todo lo gravoso de la situación”, señaló.

“Por eso, lo primero que hay que hacer es frenar la fumigación en función de los estándares que acuerden y en función de lo que dice el informe del INTA y después hacer una regulación con alguna ordenanza para evitar profundizar la contaminación. En ese marco, es que nosotros hacemos la recomendación diciendo palabras más, palabras menos, esto”.

-¿Por qué decidió actuar la Defensoría en este caso?

Yo tengo la facultad de oficio de involucrarme en cualquier vulneración de derechos que haya. Las recomendaciones, como esta, no son vinculantes, porque no tenemos la capacidad de obligar a los municipios ni a funcionarios provinciales ni a empresas, aunque sí podemos considerar hacer presentaciones judiciales, de hacer falta. Nos llegó el caso a través de la nota compartida en Twitter, pedimos el informe y salimos lo antes posible con esta recomendación, porque sabemos que sirven como herramienta de presión.

-¿Se comunicaron o recibieron alguna respuesta del municipio de Lobos?

-No hay una contestación formal, solo una comunicación informal de un funcionario de segunda línea del municipio con Gastón Arias , que es mi secretario de Servicio Público, en términos de que sí, que estaban con el tema, que iban a ver qué podían hacer, pero todo muy voluntarista, por decirlo así.

-Dejar de usas agroquímicos puede generar conflicto con algunos productores que se basan en cultivos transgénicos, ¿qué les diría? ¿Qué piensa que tiene que primar en este caso?

-La agricultura y el cuidado al medioambiente no son incompatibles. Eso es una máxima que nos hicieron creer, pero es algo que hay que romperlo. Yo no soy experto, soy abogado, pero entiendo de que hay prácticas razonables que no contaminan y obviamente cualquier actividad por buena que sea si contamina el medio ambiente, la verdad es que deja de ser buena. Hasta lo más noble termina generando un perjuicio que es casi mayor al beneficio.

-¿Cómo hay que hacer entonces?

-Hay que buscar puntos de encuentro. Las ordenanzas que han sancionado varios municipios son un modelo. Por ejemplo, la del municipio de Guaminí (en el Oeste de la provincia) es muy buena en términos de regulación del uso de agroquímicos. Pone plazos, horarios y lugares. Eso es lo que hay que hacer, porque si no se regula, pasan estas cosas.

La regulación debe contemplar el trabajo de los productores, pero básicamente el cuidado del medio ambiente que es, para mí, no sólo por estar en la Defensoría, sino como ciudadano, una prioridad que no se está teniendo en cuenta y que estamos teniendo perjuicios que se ven todos los días.

-¿Cree que los municipios de la Provincia están fallando en la vigilancia ambiental para cuidar la salud de sus habitantes?

-Los municipios no tienen en la agenda de prioridades al medio ambiente. Es un error. Me parece que, así como tienen en agenda la seguridad ciudadana, la cuestión medioambiental tiene que estar ahí entre las prioritarias. Esto es como la perspectiva de género. Cualquier política que se encare, si no está atravesada por cuidar el medio ambiente y la perspectiva de género, es una política equivocada, sea el municipio que sea.

-¿La Defensoría tuvo intervenciones similares por uso de agroquímicos en otros municipios?

-Sí, la Defensoría interviene por uso de agroquímicos en los municipios de 9 de Julio, Alem, Bolívar, Chascomús, Chivilcoy, Lincoln, Rauch, Exaltación, Trenque Lauquen, Areco, Mercedes, Gral Pueyrredón y Tandil.

-¿Qué pasará ahora? El municipio tendrá que entregar bidones de agua a 10 familias y en centros públicos, pero muchos habitantes quedan afuera. ¿Se debería extender a toda la población?

-Nosotros nos vamos a presentar en el amparo para tratar de controlar y que se lleve adelante lo que establece la Justicia en términos del otorgamiento de bidones en esos lugares establecidos. Después, con el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) –que según la Justicia bonaerense deberá realizar un Plan de Vigilancia Epidemiológica durante al menos 6 meses- veremos de qué manera abordamos la cuestión. Nos vamos a ir involucrando.

-¿Cree que este caso puede servir como un precedente para otros municipios?

La verdad es que hay mucho hecho para aquellos que tienen ordenanzas que contemplan la agroecología. Pero la mayoría no, y por eso hay que empezar a tomar un modelo productivo que incluya al medio ambiente. No sé si Lobos va a ser un precedente pero claramente va a ser un caso que va a impactar en esto.

SC

Clarín

Artículos relacionados

Botón volver arriba
Abrir chat
Hola cual es tu consulta ?