¿Es la Seguridad e Higiene en el Trabajo una Inversión?

No puedo afirmarlo desde los conceptos de la contabilidad, no sé si es un debe o un haber o en qué parte del libro contable se debe imputar. Pero desde una mirada más filosófica se puede afirmar que es una inversión. Así lo dicen la mayoría de todos los teóricos en la materia, aunque en verdad es un tipo de esas inversiones donde no se puede saber la rentabilidad real por la dificultad de establecer relaciones claras entre lo invertido y el retorno de esa inversión.

Pero sigo con la pregunta en la cabeza ¿Es una inversión?, pero si es una inversión ¿Quién gana? ¿Quién en el objeto de esa inversión?

 

Quizás la respuesta más lógica sería decir ¡gana la empresa¡, pero si ahondamos vamos a ver que el que realmente gana con esta inversión es el trabajador. No se trata de una inversión donde el retorno lo obtiene o va a parar a las arcas empresariales. El objetivo fundamental y principal de una empresa respecto a sus trabajadores, es que éstos no se enfermen, no se accidente o mueran como consecuencia del trabajo, o también como dice el colega Sebastián Astorino “Que el trabajo no te duela”; y con esta idea en la cabeza, está más que claro quien gana con esta inversión es el trabajador y como consecuencia también en forma indirecta lo hace la empresa.

Aunque estoy un 98% de acuerdo con la idea de que la seguridad e higiene en el trabajo es una inversión, dejo un 1% para pensar todavía que es un gasto, que la seguridad cuesta, no sólo dinero para comprar equipos especiales, elementos de protección personal, etc., sino lo más importante, cuesta tiempo. Pensar en el concepto de que es una inversión me lleva a la idea de que todo viene de afuera, que es un agregado a la producción para mejorarla o aumentarla, al menos eso me lleva a pensar. Sin embargo, el tiempo es único para todos, el tiempo que nos lleva preparar y explicar un ATP o PTP o permiso o procedimiento de trabajo antes de comenzar las tareas, la charla de 5 minutos previa, preparar equipos, etc., cuesta tiempo que no se puede aprovechar para producir, que en definitiva es el principal objetivo de una empresa.

La seguridad e higiene en el trabajo es una actividad, que, en parte, le quita tiempo a la producción para prepararla y hacerla más eficiente y eficaz; y esto en parte sigue siendo así o visto de esta manera, porque prevalece todavía la idea de la seguridad como algo exógeno a la producción.

El otro 1% lo dejo para pensar que la seguridad e higiene en el trabajo duele, no sólo en el cuerpo del trabajador como dice Sebastián, sino duele en el alma cada accidente que se nos escapa de las manos.

Cada accidente, cada enfermo como consecuencia del trabajo nos muestra que le hemos fallado a quien debíamos cuidar.

Inversión o gasto, debe o haber, ganancia o pérdida, son sólo palabras más lindas o feas, según el ojo desde donde se las mire, y que usamos para predicar, pero no nos tiene que hacer perder el fondo de la cuestión. La vida del prójimo, del más desprotegido de la relación desigual entre empleado y empleador, ante de todo y todos.

La vida del trabajador como derecho y no como una ganancia de una inversión, porque, en definitiva, hay inversiones que no tienen retorno.

Nestor Adolfo BOTTA
Rosario, 11/03/2021

Artículos relacionados

Botón volver arriba
Abrir chat
Hola cual es tu consulta ?