Home / Noticias / Un obrero murió al caer por el hueco del ascensor de una obra en el centro de Rosario
Un obrero murió al caer por el hueco del ascensor de una obra en el centro de Rosario

Un obrero murió al caer por el hueco del ascensor de una obra en el centro de Rosario

Un obrero de la construcción murió ayer tras caer por el hueco del ascensor desde un tercer piso en pleno centro de la ciudad. El fatal accidente ocurrió pasadas las 17 en Presidente Roca 550, cuando el empleado, de 54 años, cayó al vacío mientras realizaba tareas de limpieza. La delegación Rosario de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) había denunciado fallas en la obra para que el Ministerio de Trabajo provincial inspeccionara el edificio de siete pisos que se está levantando (ver aparte). El fiscal del caso, en tanto, clausuró los trabajos e investiga si fue un incidente laboral o hubo responsabilidad de la firma constructora.

Maximiliano Alfonso tenía seis hijos, era de nacionalidad paraguaya y hacía tiempo que vivía en Rosario. Tres de sus hijos y una nieta llegaron de inmediato al lugar. El llanto desgarrador de los familiares, al enterarse del trágico desenlace, conmocionó a los vecinos del centro cuando caía la tarde.

Desde hace años, Alfonso se dedicaba a tareas de la construcción y semanas atrás tuvo una dolencia en el omóplato, por lo cual fue atendido por la aseguradora de riesgos del trabajo (ART). Pero sus familiares aclararon que gozaba de buena salud.

Alfonso perdió la vida mientras estaba limpiando el tercer piso del edificio “LG 50?, que se levanta en Roca entre San Lorenzo y Urquiza. Se trata de un fideicomiso que se está construyendo sobre una antigua cochera céntrica. La obra está en su etapa final.

El fiscal Adrián Spelta, quien llegó a los pocos minutos al lugar del incidente, indicó que en total eran cinco los trabajadores que estaban en la obra al momento de la caída, incluida la víctima.

“Los compañeros de la víctima relataron que las condiciones de seguridad de la obra eran buenas. Contaron que la mayoría estaba en el séptimo piso y el fallecido en el tercero, solo. Por esa razón nadie vio con precisión cómo fue la caída”, agregó el representante del Ministerio Público.

Spelta indicó que en su recorrida por la obra no encontró “ningún hueco por donde pudo haber caído la víctima. Todas las puertas estaban tapadas con madera”.

Esa situación, juzgada como sugestiva por la fiscalía, generó suspicacias entre los investigadores. “Tal vez alguien quiso tapar algo para deslindar responsabilidades o para evitar que la obra no sea clausurada”, sugirió una fuente, que agregó: “El cuerpo sin vida del obrero no tenía casco ni ningún elemento de seguridad”..

Por esa razón, el fiscal ordenó el secuestro de la videocámara de seguridad que funciona en la cochera a fin de determinar si ingresó a la obra alguien ajeno a los trabajos, después del accidente.

Además, resolvió clausurar preventivamente la obra hasta que avance la investigación. Personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) colocó de inmediato la faja para impedir el ingreso a la torre.

Además, Spelta decidió tomarles declaración testimonial a los cuatro trabajadores que se desempeñaban junto a Alfonso al momento del incidente. Los empleados estaban todos visiblemente consternados.

“Estábamos trabajando arriba, lo empezamos a llamar y no respondía. Todos los huecos estaban tapados con maderas, no sabemos lo que ocurrió”, señalaron. Ninguno de los trabajadores dijo haber escuchado el impacto del golpe por la caída al vacío de Alfonso.

Además, precisaron que la víctima “era un hombre muy querido por todos”, al tiempo que explicaron que no llevaban puesto el arnés de seguridad porque no era necesario para las tareas que estaban realizando en ese momento.

Spelta aguardará los resultados de la autopsia encargada al Instituto Médico Legal y de algunas pericias y las conclusiones de la Policía Científica para determinar si se trató de un accidente laboral o bien hubo responsabilidad en la firma constructora.

Sólo en el segundo caso, la causa continuará siendo investigada por la fiscalía bajo la figura de un presunto homicidio culposo.

El gremio había pedido inspecciones a Trabajo

Referentes de la delegación Rosario de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) recordaron que tiempo atrás habían denunciado irregularidades en la obra de Presidente Roca 550, donde ayer murió el albañil Maximiliano Alfonso.

“Como gremio hicimos el planteo por algunas anomalías para que el Ministerio de Trabajo provincial realizara las inspecciones correspondientes”, explicó el secretario de finanzas del sindicato, Ariel Meza.

El dirigente aclaró que desconocía si el área de Higiene y Seguridad de la cartera laboral realizó las fiscalizaciones solicitadas, aplicó sanciones o bien no detectó fallas para permitir que continuara la labor.

“Por lo general, las denuncias que estamos recibiendo de los compañeros en los edificios que están construyéndose en Rosario (unos 400) se deben a falta de protecciones, barandas en mal estado, ropa de trabajo y elementos de seguridad”, señaló el dirigente.

Meza lamentó la muerte de Alfonso. “Después de dos años y medio, de un incidente ocurrido en la zona del arroyo Ludueña, lamentablemente volvimos a tener un compañero fallecido mientras realizaba su trabajo”, indicó.

En la Uocra destacaron que en los últimos meses, producto de mayores controles de Trabajo, la aplicación de fuertes multas y de un mayor compromiso de los empresarios se redujeron notablemente los accidentes laborales en el sur de Santa Fe, en comparación con años atrás.

Fuente: www.lacapital.com.ar

Scroll To Top