Home / Noticias / Un hombre de 49 años muere aplastado por una excavadora en Sant Llorenç

Un hombre de 49 años muere aplastado por una excavadora en Sant Llorenç

La víctima salió de la cabina de la máquina y se enganchó con uno de los mandos, provocando que la pala cayera sobre él.

Un hombre de 49 años murió ayer aplastado por la pala de la excavadora con la que estaba trabajando en una finca a las afueras de Sant Llorenç des Cardassar. La víctima salió de la cabina de la máquina y se enganchó con uno de los mandos, provocando que la pala se accionara y cayera sobre él. Sus compañeros corrieron a auxiliarlo y lo trasladaron a un centro médico, donde solo se pudo certificar su fallecimiento. La Policía Judicial de la Guardia Civil y la Inspección de Trabajo investigan las circunstancias en las que se produjo el accidente. Una de las hipótesis que se manejan es que la víctima resbalara debido a las lluvias.

Los hechos, según explicaron fuentes policiales, ocurrieron hacia las once y media de la mañana en un agroturismo situado a unos dos kilómetros de Sant Llorenç. El 112 recibió varias llamadas que alertaban de un accidente laboral grave, en el que una persona había quedado atrapada por una excavadora.

Al lugar de los hechos acudieron de inmediato patrullas de la Policía Local de Sant Llorenç y la Guardia Civil. Los agentes comprobaron que un trabajador había resultado herido en el accidente y que sus propios compañeros lo habían auxiliado. Estos testigos optaron por trasladar a la víctima al centro médico de la localidad para que fuera atendido lo antes posible.

Sin embargo, cuando llegó al PAC de la localidad el hombre ya había fallecido debido a las gravísimas lesiones sufridas. El óbito fue comunicado al juzgado de guardia de Manacor y el cadáver, traslado al Instituto de Medicina Legal de Palma para practicarle la autopsia.

La Policía Judicial de la Guardia Civil puso en marcha una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se produjo el accidente laboral. Los hechos fueron comunicados también a la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria, que envió a uno de sus inspectores al lugar.

Los agentes llevaron a cabo una detenida inspección ocular del lugar del siniestro y examinaron las medidas de seguridad existentes. Además, se entrevistaron con los testigos del accidente para aclarar cómo había fallecido la víctima. Según las primeras averiguaciones, el hombre estaba trabajando en una pequeña excavadora y decidió salir de la cabina, cuya puerta está en la parte delantera de la máquina. Al hacerlo, habría quedado enganchado con una de las palancas que permiten manejar la pala, provocando que esta se accionara y cayera sobre él, golpeándole con fuerza y aplastándolo. Una de las hipótesis que manejaban los investigadores apuntaba a que la víctima podría haber resbalado debido a la lluvia cuando salía de la excavadora y accionara el mando al caer, añadieron las mismas fuentes.

El hombre fue identificado como Miquel A., de 49 años. Era dueño de una empresa de mantenimiento y reforma de jardines y piscinas y estaba llevando a cabo unas obras en la finca donde ocurrieron los hechos, conocida como ´Penita´. Era vecino de Son Servera y estaba casado.

Fuente: www.diariodemallorca.es

Scroll To Top