Home / Noticias / Tragedia en una escuela enluta a Arroyito
Tragedia en una escuela enluta a Arroyito

Tragedia en una escuela enluta a Arroyito

Un niño de 4 años murió en el jardín de infantes de un colegio. Accidentalmente, una pesada bobina de papel se le cayó encima. Profunda conmoción en la comunidad escolar y en la ciudad. La Justicia inició una causa para explicar los hechos.

Cerrado por duelo. El colegio, uno de los más tradicionales de Arroyito, tenía previsto un locro para juntar recursos. Ahora está de luto (La Voz).

El jardín de infantes del Colegio José María Paz mutó en segundos su clima de juegos por el desesperado dolor: un infortunado accidente lo transformó ayer en escenario de una tragedia que conmocionó a los 22 mil habitantes de Arroyito. Alejo Orellano, de la sala de 4 años, murió cuando una bobina de papel de gran tamaño le cayó encima, a los pocos minutos de haber ingresado al centro educativo.

El hecho ocurrió cerca de las 9 de la mañana en el establecimiento ubicado al frente de la plaza principal y muy reconocido por su trayectoria por los vecinos de esta ciudad situada a 150 kilómetros al este de la capital cordobesa.

Escenas de profundo dolor se vivieron en una comunidad educativa que no encontraba consuelo. El pequeño, de 4 años, perdió su vida por un severo traumatismo de cráneo, cuando un pesado rollo de papel lo aplastó. Según se indicó, medía tres metros de alto por 1,40 de diámetro, y su peso se estimaba ayer en más de 100 kilogramos. Para mover una bobina de ese tipo se necesitan dos o más personas.

Tras el golpe, el niño fue asistido por un servicio de emergencias. Ingresó con vida al hospital local, pero falleció a pesar de las maniobras de reanimación realizadas.

Luego del trágico episodio, se montó un operativo para asistir y contener a la comunidad educativa y brindarle apoyo. El hecho causó una fuerte conmoción entre docentes y directivos de la escuela, algunos de los cuales que debieron ser asistidos en centros médicos. También preocupaba ayer el impacto del suceso sobre los niños que se encontraban en la misma sala.

Muchos padres en ese momento habían llevado a sus hijos a la escuela y varios incluso ayudaron ante la urgencia a liberar al niño de la bobina que lo aplastaba.

Al cierre de esta edición, se esperaba la presencia de autoridades y equipos del Ministerio de Educación de la Provincia para determinar las estrategias a seguir ante esta tragedia, para acompañar a la comunidad educativa. Se informó que el jardín permanecerá cerrado al menos hasta mañana.

El municipio decretó dos jornadas de duelo, sin clases en todas las escuelas de la ciudad.

La investigación. La Fiscalía de Instrucción de Arroyito, a cargo de José Argüello, se encuentra investigando este lamentable suceso. Desde Tribunales se indicó a este diario que se ordenaron pericias al edificio escolar para determinar las posibles causas. También se solicitó una autopsia al cuerpo del pequeño, por lo que recién anoche se esperaba el regreso a Morteros para comenzar el velatorio.

De acuerdo con los primeros trascendidos, ese rollo de papel había sido entregado por una empresa local para ser utilizado en una venta de locro, que era organizada para el fin de semana por la cooperadora escolar. “Con ese papel que suelen donar en bobinas a las escuelas se forran tablones y se decoran escenarios y carteleras en las escuelas”, precisó una fuente.

Testimonios del dolor

Félix Quinteros (Jefe Policía Departamental). “Al llegar a la escuela, avisado de la emergencia, personal policial constató que una bobina de papel se había caído sobre el pequeño. Se ve que el niño habría pasado, la habría rozado y se le cayó. Era la única bobina que había en esa sala. Deberá determinarse con testimonios por qué se encontraba en ese lugar”.

Elsa (Abuela de una compañera). “Mi nieta era compañerita de Alejo, en la misma sala. Y nos pregunta ahora qué le pasó al nene y no sabemos qué decirle. Es una terrible tragedia. Nunca pensamos que esto podía pasar. Es imposible de imaginar. La gente no puede creer lo que pasó y toda la ciudad está muy triste, conmovida. Para la familia y para la escuela es un dolor tremendo”.

 lavoz.com.ar 

Scroll To Top