Home / Noticias / Reducirán desde 2018 la producción de un gas de los aires acondicionados

Reducirán desde 2018 la producción de un gas de los aires acondicionados

Los aparatos de aire acondicionado cambiarán sustancialmente en el futuro cercano gracias al acuerdo alcanzado este sábado en Kigali, Ruanda, donde todos los países se comprometieron a congelar la producción y la reducción en el uso de un gas conocido como hidrofluorocarbono (HFC), cuya capacidad para atrapar el calor del Sol y provocar el calentamiento del clima es superior a cualquier otro componente químico.

El acuerdo es una enmienda al protocolo de Montreal, que se firmó en 1987 para frenar el uso de un gas, clorofluorocarbono (CFC) que estaba carcomiendo la capa de ozono. Paradójicamente, el HFC fue la respuesta de la industria química a ese componente, que resultó muy dañino: es el responsable del 10% de los gases de efecto invernadero, que son los que provocan que las modificaciones drásticas en el clima global.

El protocolo de Montreal es un extraordinario instrumento legal, que funcionó tal vez mejor que ningún otro acuerdo internacional. Como se trata de una enmienda, y no de un nuevo tratado, no necesita ser ratificado por los gobiernos y, por lo tanto, tiene acción inmediata y es de cumplimiento obligatorio.

La enmienda establece un cronograma diferenciado para los distintos países. Las naciones desarrolladas serán las primeras en congelar su producción de HFC en 2018, y empezarán a recortar su uso al 15% de 2012 en 2036. Argentina, junto con Brasil, Sudáfrica y China, pertenece al grupo de países que a partir de 2024 congelarán su producción de HFC y la reducirán en un 20% para 2045. La India, que fue uno de los principales obstáculos en esta negociación, recién congelará su producción en 2028 y la reducirá en 2047. A través de los mecanismos financieros previstos en el protocolo de Montreal, los países desarrollados se comprometen a dar ayuda internacional a los países en desarrollo para realizar su transición a una tecnología ambiental más amable que la que existe hoy.

Aunque el acuerdo dista de ser perfecto, la sociedad civil celebró su firma como el mayor avance en materia de cambio climático. “Este es un paso crítico para limitar el calentamiento y la mayor acción climática del año”, consideró Climate Action Network (CAN), un conglomerado de ONGs que se dedican a combatir el calentamiento global.

La administración de Barack Obama en Estados Unidos puso especial énfasis en empujar este acuerdo, como parte del legado del presidente. Se necesitaron 7 años para redactar esta enmienda.

Clarín

Scroll To Top