Home / Noticias / Pese a la mayor temperatura, en diciembre cayó el consumo de luz
Pese a la mayor temperatura, en diciembre cayó el consumo de luz

Pese a la mayor temperatura, en diciembre cayó el consumo de luz

Aunque el último diciembre fue medio grado más caluroso que el mismo mes del año pasado, el consumo de electricidad bajó un 1,3% en relación a ese período de 2015. La mayor caída estuvo por el lado de los industriales, cuyo consumo retrocedió un 4,4%. Pero lo llamativo es que, con más temperatura, los usuarios residenciales también disminuyeron un 1,2% su demanda.

El dato -relevado por la fundación Fundelec- provocó satisfacción en el ministerio de Energía. Lo atribuyen al efecto de la campaña publicitaria para un consumo más medido de electricidad (como poner el aire acondicionado a 24 grados). Pero también saben que los hogares están cuidando su billetera, ya que el servicio de luz aumentó un 380% durante 2016 en el promedio de los hogares bonaerenses. Aún así, sigue teniendo un 70% de subsidios del Estado nacional sobre su costo real.

Los clientes de Edesur -que son los que más cortes sufrieron en los últimos años- fueron los más cuidadosos, según el trabajo de la fundación especializada. El requerimiento de esa distribuidora al mercado eléctrico mayorista descendió un 6% con respecto a 2015. En cambio, los hogares servidos por Edenor bajaron su demanda en un 1%. También suelen tener menor cantidad de cortes. El promedio de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano marca una disminución del 3,3% con respecto a 2015.

Se trata de las distribuidoras cuya jurisdicción es nacional y sobre cuyos clientes se focalizó el objetivo comunicacional del Poder Ejecutivo para lograr que la refrigeración se más moderada. También son los hogares que venían siendo más subsidiados por el Estado nacional, con tarifas que estaban entre 5 y 7 veces por debajo del resto del país hasta el último febrero.

Por un trabajo preventivo del ministerio de Energía, las distribuidoras, la provincia de Buenos Aires y los intendentes, se logró una disminución tanto de la cantidad de interrupciones en el servicio como de la duración de los mismos.

Buenos Aires es la pieza principal del sistema eléctrico. Si se la excluyera en la medición, el conjunto del país estuvo un 0,3% por arriba que el año anterior.

En la medición anual, durante 2016 se consumió un 0,6% más de electricidad que en 2015. Aunque desde agosto hasta diciembre hubo caída de ese indicador, la primera parte del año fue de mayor pedido de energía, con picos en febrero (10,5% más que en 2015) y mayo (8,5% por arriba). El 2016 se repartió entre seis meses de suba (todos de enero a julio, salvo marzo) y 6 de baja (los últimos cinco del año más el correspondiente al inicio del otoño).

“Pese a la baja, diciembre de 2016 fue un mes de alto consumo. De hecho, se ubicó octavo entre los meses de mayor demanda histórica. Lo superan enero de 2016, diciembre de 2013, enero de 2015, julio de 2016, julio de 2015, diciembre de 2015 y junio de 2016”, especifica Fundelec en su trabajo.

En lo específico de diciembre, Misiones mostró un alza de consumo eléctrico del 41%, seguido por el sur de la provincia de Buenos Aires (7%), Chaco (7%) y La Pampa (6%).

En cambio, hubo descensos en la Patagonia (Chubut y Santa Cruz), con un 10,6% menos de demanda. Lo mismo pasó en el Litoral (Entre Ríos y Santa Fe), con un 3,3% de caída.

Un comportamiento distinto al de los clientes residenciales fue el exhibido por los comerciantes. Ese segmentó requirió un 1,5% más de energía eléctrica. Probablemente, para mantener refrigerados sus espacios de trabajo.

El 44% de la energía que se utiliza va a hogares, mientras que los comercios requieren un 29% de lo disponible e industriales capturan un 27%.

Aunque en el Gobierno cuentan con indicadores que indican alguna recuperación de la actividad económica, el menor consumo de luz en las industrias evidenciaría recesión en ese sector productivo.

En diciembre, la temperatura media fue de 25,3 grados, medio grado por arriba del mismo mes del año pasado (24,8 grados). Se vuelve a superar la histórica de diciembre, que promediaba los 23 grados. El calentamiento global provocó que 2016 fuera uno de los años más calurosos de la historia. Según la NASA, no se alcanzaban estos niveles desde 1880.

Fuente Clarin

Scroll To Top