Home / Noticias / Pena a un empresario por el accidente de un obrero en el que perdió un ojo

Pena a un empresario por el accidente de un obrero en el que perdió un ojo

El tribunal, que condena también a un encargado, recalca que la empresa no adoptó las medidas de seguridad necesarias

MURCIA.

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un empresario y su encargado contra la sentencia de un juzgado de lo Penal. Esta resolución los condenó por el accidente sufrido por un empleado, como consecuencia del cual perdió agudeza visual en un ojo.

La sentencia señala que el suceso se produjo el 16 de junio de 2008 durante unos trabajos que la empresa H.M.O. desarrollaba en el vertedero de la empresa Cespa Ingeniería Urbana en la pedanía murciana de Cañada Hermosa. Cuando el accidentado procedía, junto con un compañero, a cambiar el diente de una máquina, sufrió el impacto de una esquirla, que le produjo una herida en el globo ocular derecho, de la que derivó una pérdida de agudeza visual en el mismo.

El juzgado consideró que los acusados eran responsables de lo ocurrido, al no haber adoptado previamente las necesarias medidas de seguridad en evitación de accidentes como el ocurrido. La mercantil, recalca el tribunal, «puso en grave peligro la vida e integridad física de los trabajadores a su servicio pues no había previsto el riesgo al que estaban sometidos en la realización de la tarea, no estableció las mínimas medidas de seguridad para ello ni implantó un procedimiento de trabajo específico en el que se reflejaran las personas adecuadas para realizar tales tareas o los pasos a seguir, no aportó en todos los casos gafas de seguridad para proteger los ojos durante tales trabajos y no exigió su uso».

Nueve meses de cárcel

La sentencia, que ahora se ve confirmada por la Audiencia Provincial, condenó al encargado, por un delito de lesiones por imprudencia, a la pena de seis meses de prisión. Por su parte, el empresario fue condenado por el tribunal a la misma pena y, además, a otros tres meses de prisión y multa de tres meses, con una cuota diaria de seis euros, por un delito contra los derechos de los trabajadores.

Fuente: www.laverdad.es

Scroll To Top