Home / Noticias / Muere soldador en accidente laboral
Muere soldador en accidente laboral

Muere soldador en accidente laboral

Alfredo Mora Aponte

El incumplimiento de algunas empresas en lo que respecta a seguridad laboral no es primera vez que deja víctimas que lamentar. Un hombre que realizaba labores de soldadura para la Congeladora Caroní, falleció a consecuencia de una explosión registrada en la empresa.

Las circunstancias que dieron origen al estallido aún no están claras, lo cierto del caso es que el trabajador fue el único agraviado, aparentemente por la falta de medidas de seguridad en el área de trabajo.

La empresa productora de hielo ubicada en el sector El Roble por fuera, carrera Tomás de Heres, en San Félix, fue el escenario donde este miércoles una fuerte explosión de gases tóxicos tuvo lugar.

Estaba soldando

Eran aproximadamente las 2:00 de la tarde cuando Zadiel Enrique Vallenilla, de 39 años de edad, realizaba labores de soldadura en el área “B” de mantenimiento, también conocida como área de piscina.

Zadiel, a quien los trabajadores de la congeladora decían cariñosamente “El Varón”, hacía trabajos esporádicos para la compañía, por lo que no era un obrero fijo del lugar.

Para el momento solo estaban “Goyo” y Zadiel en el galpón, ambos conversaban mientras laboraban, pero el encargado de resguardar el área tuvo que salir a la parte de enfrente para recibir a una mujer que le solicitaba el baño.

Fue en ese transcurso de tiempo cuando ocurrió todo, una fuerte explosión estremeció el lugar, inmediatamente chorros de agua invadieron todo el sitio, mientras que una fuerte llamarada consumía el lugar antes mencionado.

“Goyo” corrió para ver qué había sucedido y observó a Zadiel tirado en el suelo, inconsciente; en ese momento la ropa del infortunado ardía en llamas, por lo que le resultó imposible socorrerlo, no le quedó mayor opción que efectuar el llamado a las autoridades policiales.

Al lugar llegó un componente del Cuerpo de Bomberos del Municipio Caroní, encargado de disipar las llamas y acordonar la zona para garantizar la integridad del resto de las personas que se acercaban a intentar ver lo que sucedía.

La humanidad del soldador estaba enredada entre los cables de la máquina de soldar, tirado a un costado de la misma y entre dos tableros eléctricos -uno de ellos ahumado-, bombonas de gas y hasta barriles de aceite.

Explosión

Fuentes bomberiles confirmaron que el sitio no cumplía con los estándares de seguridad, por lo que resultaba imposible controlar la situación a tiempo. Según explicaron, la tapa del serpentín, encargado del enfriamiento de material tóxico, explotó propagando gran cantidad de llamas que afectaron al hombre.

El cuerpo salió expelido a gran velocidad, por lo que autoridades presumen que el golpe fue determinante; de igual forma Zadiel presentaba traumatismos generalizados y una evidente fractura en la pierna derecha.

Una comisión del Cicpc fue la encargada del levantamiento del cuerpo, luego de la autopsia correspondiente determinarán la causa de muerte.

Familiares no llegaron a la escena, pero trascendió que el occiso estaba residenciado en el sector La Laguna de San Félix.

Sin seguridad

Las condiciones de seguridad laboral al parecer no estaban dadas en la empresa, los trabajadores y la directiva se mostraron renuentes a declarar ante los medios de comunicación, por lo que queda al Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) evaluar el espacio a fin de determinar si cumple con la normativa.

a-p30-1-f2 (Copiar)_1

Fuente: www.nuevaprensa.com.ve

Scroll To Top