Home / Noticias / Los daños por el fuego en edificios en Europa superan los 4.000 muertos al año

Los daños por el fuego en edificios en Europa superan los 4.000 muertos al año

Más de 4.000 personas mueren y 70.000 son hospitalizadas cada año por el fuego registrado en edificios de toda Europa (en la imagen el edificio Windsor de Madrid, afortudanamente sin víctimas). Los daños superan los 126.000 millones de euros, el 1% del PIB europeo, según los datos aportados por Fire Safe Europa (FSEU), organización respaldada por los fabricantes del aislamiento para los edificios y sindicatos de bomberos. “La seguridad contra incendios no parece ser una prioridad en la agenda de los políticos europeos, a pesar de la evidencia, tanto desde dentro como fuera de las fronteras de Europa, que las regulaciones mal aplicadas y mal controladas, combinadas con prácticas de mantenimiento e instalaciones mal supervisadas causan muertes y destrucción. Lamentablemente la historia demuestra que el riesgo de incendio es a menudo subestimado”, asegura esta organización.

La mejora de las normas de seguridad contra incendios en toda la UE, de la que han hecho dejación tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo, es urgente para salvar vidas. Con este objetivo Fire Safe Europa y la eurodiputada Olga Sehnalová organizan el debate ¿Europa jugando con fuego? en Bruselas. Los bomberos expondrán los riesgos crecientes a que se enfrentan y los expertos de la industria la urgente necesidad de revisar las normas europeas. El reglamento de seguridad contra incendios de la UE, publicado en 2002 y basado en datos de la década de los 90, es incapaz de proporcionar una evaluación completa y precisa de los nuevos productos que entran en el mercado. Se da el caso de que edificios similares cuentan con niveles de seguridad dispares.

Un estudio relacionado con la seguridad contra incendios en las escuelas en diez países europeos arrojó diferencias alarmantes sobre la distancia de las salidas de emergencia. Cinco países, entre ellos Suecia y España, no vigilan que los materiales de las paredes en los centros escolares sean incombustibles, según se denuncia en el Libro Blanco presentado a los eurodiputados. En el mismo se subraya como los edificios contienen materiales más inflamables y se advierte como la larga exposición al humo es una de las principales causas de cáncer entre los bomberos. “Es evidente que uno de los mayores peligros del humo radica en su potencia tóxica. Sin embargo, no existe todavía un reglamento europeo que lo regule”, advierten los autores. El objetivo de Fire Safe Europa es elevar el perfil de la seguridad contra incendios en los edificios, sobre todo con los responsables políticos y los reguladores, tanto a nivel europeo y nacional. Los expertos advierten que la carga de fuego en los edificios va en aumento y con ello el riesgo de grandes incendios.

Fuente: www.prevencionintegral.com

Scroll To Top