Home / Noticias / La degradación del ambiente en Argentina equivale al 8% de su PBI

La degradación del ambiente en Argentina equivale al 8% de su PBI

El Banco Mundial (BM) junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, presentó por primera vez un Análisis Ambiental del País (AAP), un insumo para avanzar en un diálogo crítico en la Argentina sobre las políticas ambientales.

El estudio resalta que la transformación del medio rural, así como el incremento del consumo urbano en el país en las últimas décadas, resultaron en una transición desde desafíos ambientales predominantemente “tradicionales” a retos cada vez más “modernos” vinculados principalmente a la industria agrícola y la contaminación urbana, tales como la contaminación del aire y del agua y el manejo de residuos.

Al mismo tiempo, la deforestación se ha incrementado mucho, así como las inundaciones que hoy día son el mayor desastre natural que amenaza a la Argentina.

Según estimaciones basadas en datos públicos, el costo de la degradación del medio ambiente equivale a un valor económico aproximado del 8% del PBI, en el que la contaminación del aire que equivale a cerca del 1,8% del PBI, mientras que la degradación de las tierras alcanza aproximadamente al 3,6% del PBI.

Por otra parte el estudio muestra que entre 2001 y 2014, Argentina perdió más del 12% de sus bosques, que es el doble del promedio mundial.

El análisis del BM indica que el gasto del gobierno nacional en gestión ambiental se ha ido incrementando durante los últimos años hasta alcanzar alrededor de 1,7% del gasto público total, o alrededor de 0,4% del PBI, pero es significativamente inferior al promedio de los países de la OCDE, un club al que Argentina quiere ingresar.

“La priorización de la gestión ambiental es esencial para facilitar un crecimiento sostenible y equitativo,” dijo Jesko Hentschel, director del BM para Argentina, Paraguay y Uruguay durante la presentación del estudio realizado a pedido del gobierno nacional en el 2013, es decir durante el gobierno anterior.

Según el informe, casi un tercio del gasto del gobierno nacional se usa para la limpieza de la Cuenca Matanza-Riachuelo, un tercio para la infraestructura de suministro de agua, saneamiento y control de inundaciones, y un 4% para la protección de ecosistemas.

Según se informó, el BM trabaja en conjunto con el Gobierno en desafíos prioritarios con un proyecto de 718 millones de dólares para la recuperación de la cuenca Matanza-Riachuelo y un nuevo proyecto de US$ 200 que fortalecerá la gestión de la ciudad de Buenos Aires contra el riesgo de inundaciones.

El proyecto de la cuenca Matanza-Riachuelo busca mejorar la calidad de agua y aire de más de siete millones de personas que viven en el área, de las cuales diez por ciento viven en la pobreza.

El AAP es un estudio sistemático a nivel del país sobre la condición del medio ambiente y el aprovechamiento de los recursos naturales. Analiza los costos de la degradación ambiental, los gastos del gobierno y las percepciones de la población. Además brinda un análisis presupuestario del sector ambiental, evalúa el marco institucional y presenta recomendaciones de políticas de mejora.

En Argentina, el AAP se desarrolló en respuesta a la solicitud del gobierno y su principal objetivo es brindar apoyo en el análisis de los desafíos que afronta y las opciones de medidas integrales para abordarlos.

El Sol

Scroll To Top