Home / Noticias / Incendio en Avellaneda: con llamas de 20 metros, se vio en toda Capital

Incendio en Avellaneda: con llamas de 20 metros, se vio en toda Capital

A plena luz del día, este viernes se hizo de noche en Avellaneda. Un incendio de grandes proporciones en la fábrica de colchones Simmons generó una columna de humo negro que llegó a tapar el sol y alarmó a los vecinos. Las llamas alcanzaron los 20 metros de altura. En ese momento había 80 trabajadores en la planta, ubicada detrás del shopping Alto Avellaneda, pero todos resultaron ilesos. Una casa vecina resultó afectada, aunque tampoco se registraron heridos. Sólo hubo tres bomberos con principio de asfixia. Trabajaron veinte dotaciones, que tardaron casi tres horas en controlar el fuego.

Te puede interesar La bombero de la foto viral: “La adrenalina nos hace seguir”

El incendio se desató alrededor de las 12.30, en el galpón donde se almacenan los colchones y sommiers listos para la entrega, sobre General Heredia al 600, en Gerli. Un operario relató que se escuchó el grito de “Corran hay fuego”. Y aseguró que todo comenzó por un cortocircuito en el sistema eléctrico en el sector de expedición. El fuego se propagó con rapidez porque los colchones son altamente inflamables. “El techo de la construcción colapsó, pero pudimos salir del lugar”, contó el trabajador.

“?

El techo de la construcción colapsó, pero pudimos salir del lugar”, contó un empleado.

Los operarios pudieron enfrentar la situación porque hace poco habían tomado un curso en el cuartel Bomberos de Echenaguacía y pusieron en práctica lo que aprendieron: primero proteger su vida, después dar anuncio del incendio y finalmente desplegar las mangueras.

“Me di cuenta de que algo pasaba porque se hizo de noche”, relató Agustín, un vecino. A las 13.30 llegó la Policía y cercó la zona. Los habitantes de los alrededores fueron evacuados, incluyendo a los de las precarias viviendas del Barrio Agüero, que está a metros del galpón. También retiraron todos los vehículos que se encontraban sobre las calles Heredia, Limay y Larralde, que son las que rodean la planta.

“?

Me di cuenta de que algo pasaba porque se hizo de noche”, relató Agustín, un vecino.

Incendio en Avellaneda: con llamas de 20 metros, se vio en toda Capital

Voraces. Las llamas cubrieron el cielo en pleno mediodía. /Diego Díaz

La zona fue invadida por un intenso “olor a goma espuma”, como lo describieron los vecinos. También por un humo denso, que podía verse desde distintos puntos de Capital y el conurbano. “Pensé que perdía todo -contó una mujer-. Me autoevacué con mi suegra, mis hijos y nuestras mascotas. Pero hay vecinos que necesitaron ayuda. Las llamas eran enormes y el viento las agitaba. Parecía que se venían sobre la casa, tuvimos mucho miedo. Por nosotros y por nuestra casa, que tanto nos costó construir”.

El fuego afectó a una vivienda ubicada sobre la calle Limay, pero no hubo heridos. Algunas versiones indicaban que quedó totalmente destruida, pero un jefe de Bomberos señaló que sólo se incendió un dormitorio.

Incendio en Avellaneda: con llamas de 20 metros, se vio en toda Capital

Ayuda. La gente colaboró con los bomberos. / Gerardo Dell Oro

En el lugar trabajaron una veintena de brigadas de los cuarteles de Echenagucía, Gerli, Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora, entre otras localidades. Cerca de las 15, el jefe de Bomberos de Gerli, Alberto Zárate, anunció: “El fuego está controlado y se logró cortar la propagación. Hay que seguir trabajando en maniobras de enfriamiento”.

“La situación esta controlada -confirmó el jefe policial Alejandro Moreno-. Fueron atendidas varias personas por falta de aire y por el calor, pero nada de gravedad. No se lamentaron víctimas entre los trabajadores ni entre los vecinos”.

“?

El viento era un infierno que se nos venía encima, a nosotros y a las casas”, dijo una vecina.

“Tuvimos mucho miedo, porque uno no puede imaginar jamás el calor -contó una mujer-. El viento era un infierno que se nos venía encima, a nosotros y a las casas. Jamás pensé que podía pasarnos una cosa como ésta. Fue todo muy traumático. Ahora los más jóvenes de la familia están ayudando a los bomberos a tirar agua para enfriar las paredes de la fábrica y de las casas”.

Scroll To Top