Home / Noticias / ENERGÍA SOLAR: HALLAN MATERIALES MÁS ABSORBENTES

ENERGÍA SOLAR: HALLAN MATERIALES MÁS ABSORBENTES

Un grupo de científicos argentinos del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) descubrió una serie de materiales compuestos que absorben un 43% de luz solar, en contraste con el 4% de los ya conocidos. El hallazgo permite maximizar el aprovechamiento de la energía solar para transformarla en química o eléctrica.

El equipo, compuesto por el Dr. en física Eugenio Otal y los Dres. en química Manuela Kim e Ismael Fabregas, del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef), trabajó durante un año sobre materiales denominados MOFs (del inglés Metal Organic Frameworks) hasta desarrollar fotocatalizadores que permiten realizar sobre estos un proceso similar a la fotosíntesis que generan las plantas para obtener sus nutrientes.

“Los MOFs que desarrollamos son fotocatalizadores, es decir, agregamos una antena que capta la luz solar y permite transformar su energía en energía química, como las plantas que realizan fotosíntesis para generar sus nutrientes”, explicó Otal.

A diferencia de los fotocatalizadores conocidos como el dióxido de titanio, que sólo absorben la luz ultravioleta, los desarrollados por los investigadores absorben, además, toda la luz visible. Esto significa pasar de absorber el 4% al 43% de la luz del sol, lo que los hace potencialmente más eficientes.

Los científicos explican que uno de los beneficios de la producción de los MOFs desarrollados por el grupo es que pueden utilizarse en celdas solares, con un mínimo de inversión. Después de este paso, la tecnología es directamente transferible a la sociedad.

Además del mayor aprovechamiento de la energía solar, entre las ventajas de utilizar estos materiales está el bajo costo de las materias primas que se utilizan y la de una vida útil más extensa. Los investigadores explican que muchos de los materiales orgánicos desarrollados en los últimos años tienen problemas de estabilidad con la humedad, lo que reduce los tiempos de vida útil a alrededor de mil horas, lo que equivale a unos pocos meses de uso. Estos nuevos materiales se preparan en agua, por lo que la humedad no es un problema.

Otra de sus aplicaciones puede ser el desarrollo de tecnologías verdes, al obtener energía sin la quema de combustibles fósiles o la decontamination de agua.

Fuente: Telam

Scroll To Top