Home / Noticias / En Provincia, hacen una planta para recuperar pilas

En Provincia, hacen una planta para recuperar pilas

Una de las dudas a la hora de separar los residuos es qué hacer con las pilas. El Gobierno bonaerense anunció que instalará una planta para reciclarlas en Ezeiza. En Gonnet ya hay una planta piloto donde, con la ayuda de bacterias, las descomponen y recuperan todos sus metales para reutilizarlos.

El proyecto para construir una planta de reciclado de pilas fue anunciado en enero por el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, Cristian Breitenstein. Según explicó entonces, su desarrollo estará a cargo de la firma Manufacturas y Desarrollos Tecnológicos y, cuando esté terminada, tendrá 20.000 m2 de superficie y 110 empleados. También procesará lámparas de bajo consumo y tubos fluorescentes. Esto permitirá la recuperación de zinc, manganeso, ferromanganeso, mercurio, vidrio y potasio, entre otros elementos.

A través de su Comisión de Investigaciones Científicas, el Ministerio de producción bonaerense junto a la Universidad Nacional de La Plata ya subvenciona una planta experimental que recicla pilas. Se trata de la Planta Piloto Multipropósito de Gonnet, que también desarrolla un proyecto para eliminar el arsénico de las aguas subterráneas.

“Trabajamos con pilas alcalinas que nos deja la gente –detalla el doctor en Química Horacio Thomas, director de la planta–. Desarrollamos un proceso que se basa en unas bacterias que atacan al azufre y generan ácido sulfúrico. Con ese ácido disolvemos las pilas y, por un sistema químico, recuperamos los metales que las componen”.

El primer paso es cortar las pilas, abrirlas y separar el envoltorio de hierro de la parte de zinc y de la de manganeso. “Una vez que separamos las partes las disolvemos con el ácido, las filtramos y recuperamos dióxido de manganeso y carbonato de zinc –cuenta Thomas–. Todos los efluentes que quedan no son contaminantes. Nuestra planta puede tratar hasta 100 kilos de pilas por mes, equivalentes al consumo mensual de 10.000 personas”.


Clarín

Scroll To Top