Home / Noticias / El municipio pidió inspecciones por la contaminación en el Parque Industrial

El municipio pidió inspecciones por la contaminación en el Parque Industrial

Se solicitó la presencia de inspectores de la Provincia para verificar si la firma cuestionada está cometiendo algún tipo de infracción. Además, se aclaró que la comuna no tiene “competencia” sobre estos casos, cuando se trata de empresas de categoría 3. Admiten que hay “preocupación” en el Consorcio del predio

Ante la preocupación creciente por las denuncias de contaminación en el Parque Industrial, que fueron reveladas el domingo por Democracia, el municipio informó que ya abrió dos expedientes en el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) para que la empresa cuestionada sea inspeccionada.

El secretario de Economía y Producción comunal, Mario Scévola, explicó que uno de los escritos fue presentado el año pasado por Oscar Palma –cuando el Parque Industrial estaba bajo su jurisdicción– a raíz de un acta de inspección previa labrada por la propia dependencia provincial, donde figuraban “ciertas infracciones”.

En tanto, el segundo expediente se abrió este año, ante la falta de respuestas al pedido anterior.

Con todo, Scévola aclaró que el municipio “no tiene competencia” en asuntos ambientales para este tipo de empresas, y señaló que desde la comuna son “cautos” a la hora de abrir juicios de valor sobre las prácticas contaminantes denunciadas.

Los expedientes

Scévola reconoce que el que aquí se trata “es un tema sensible” y remarca que están trabajando sobre él, junto con el Consorcio conformado por los industriales radicados en el Parque “Arturo Frondizi”.

“De las notas se desprende que el municipio no hace nada y el municipio no tiene competencia en cuanto a lo ambiental ante una empresa categoría 3, sino que el organismo que debe hacer inspecciones y tomar medidas, en caso de que corresponda, es la OPDS”, aclara el funcionario.

De acuerdo a la Ley de Radicación Industrial (N° 11.459), la categoría 3 incluye “aquellos establecimientos que se consideran peligrosos porque su funcionamiento constituye un riesgo para la seguridad, salubridad e higiene de la población u ocasiona daños graves a los bienes y al medio ambiente”.

En referencia a lo actuado por el municipio, Scévola agrega que en la actualidad hay dos expedientes iniciados en la OPDS sobre los que aún no hay unan respuesta satisfactoria.

Uno de ellos ingresó el año pasado, cuando el Parque estaba bajo el área que entonces dirigía Oscar Palma, y se hizo a través de la oficina de Medioambiente, en conjunto con la Asociación de Propietarios del Parque. Scévola explica que allí “se pedía que se volviera a inspeccionar a la empresa para ver si se había cumplido con un acta de inspección previa en la que figuraban ciertas infracciones”.

La respuesta llegó cuando el Parque Industrial ya estaba bajo la órbita de la Secretaría que conduce Scévola. La OPDS comunicó que “el pedido estaba en el Centro de Cómputos” del organismo y dejó en claro que para poder clausurar o tomar alguna medida, “tiene que venir un inspector y verificar” cómo se está trabajando.

“Lo que hicimos, entonces, a partir de esta respuesta, es solicitar otra inspección”, puntualiza Scévola.

Con todo, a principios de este año, la Secretaría de Economía y Producción junto con la nueva comisión del Parque Industrial, inició un nuevo expediente en el que se reiteraba el pedido.

Hasta ahora, no hubo respuestas de la OPDS ni se hicieron inspecciones.

El rol del municipio

Frente a la preocupación por la posible emisión de gases tóxicos y el eventual desecho de líquidos contaminantes sin el tratamiento correspondiente por parte de una empresa que trabajaría con la reutilización de bidones de agroquímicos, el municipio aclara cuál es su margen de acción.

“Se están realizando las acciones para saber si la empresa está produciendo de manera incorrecta o no”, sostiene Scévola, para luego añadir: “Nosotros no podemos salir a decir que la empresa contamina, somos cautos y estamos utilizando los medios necesarios para que los controle quien tiene que hacerlo”.

El funcionario afirma que mantuvo encuentros con representantes de la empresa acusada, quienes mostraron “las autorizaciones” para ejercer su tarea.

Y si bien insiste en que el tema “no es competencia del municipio”, asevera que están haciendo las gestiones correspondientes “para que los organismos provinciales lo controlen”.

Finalmente, Scévola admite que “hay preocupación” en el Consorcio del Parque Industrial “porque quieren saber en qué condiciones está produciendo esta empresa”.

Por todo esto, hay versiones que indican que el titular de la firma que está en la mira querría mantener un encuentro con los miembros del consorcio, para demostrar que lo que hace está dentro de los parámetros de la OPDS.


Democracia

Scroll To Top