Home / Noticias / Derroche: el alto consumo de agua complica el servicio

Derroche: el alto consumo de agua complica el servicio

En los últimos días se usaron 390 litros por persona en la Capital. También hubo problemas de distribución en el interior.
Tras un año más lluvioso que lo habitual y con diques y ríos bien cargados, Córdoba no debería tener sobresaltos en la provisión de agua potable. Sin embargo, en varias ciudades y pueblos se dan situaciones de restricciones o de baja presión en las cañerías, generadas porque los sistemas de distribución no dan abasto ante la alta demanda provocada por la ola de calor que agobia al centro del país.

Las altas temperaturas incrementaron sensiblemente el consumo de agua en toda la provincia, pero en especial en la Capital. Así, del uso de 295 litros diarios por habitante que se registró en los primeros días de diciembre en la ciudad de Córdoba, se pasó a casi 390 litros desde el inicio del verano.

La falta de presión en la red hizo que ayer los usuarios de los barrios Los Naranjos, El Trébol y Juan XXIII (en la zona sudoeste) tuvieran problemas con el suministro por la imposibilidad de llenar los tanques superiores de sus viviendas y propiedades.

Sin embargo, la situación comenzó a normalizarse desde el mediodía debido a una serie de maniobras técnicas que se realizaron para superar las dificultades, aseguró Aguas Cordobesas, la empresa que tiene a su cargo la captación, potabilización y distribución del agua en la Capital de la provincia.

Cabe acotar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar entre 50 y 100 litros de agua por día y por persona, lo que pone en evidencia el dispendio habitual del recurso por parte de los cordobeses.

La ciudad de Córdoba tiene una población servida de 1,5 millones de habitantes, aproximadamente. Cada vecino consume un promedio diario de 350 litros, apuntaron desde Aguas Cordobesas, que abastece por red a unos 500 mil hogares.

Medidos y no medidos

En general, se recomienda evitar derroches para garantizar el acceso seguro para consumo humano. Donde el consumo no es medido, el derroche se acrecienta. En el interior provincial, hay varias localidades que en los últimos días han advertido algunos cortes o bajas en la presión del servicio.

Sierras Chicas. Desde el fin de semana se observan dificultades en el abastecimiento de agua potable por algunos inconvenientes en el funcionamiento de las plantas potabilizadoras de La Calera y La Quebrada, y cortes de energía que impidieron el correcto funcionamiento por bombeo de cisternas y pozos subálveos que abastecen a todo el corredor.

En el caso de Río Ceballos, los barrios más altos y las nuevas urbanizaciones sobre la ruta E53 sufren faltantes de agua desde hace días porque desde la planta potabilizadora de La Quebrada se está enviando agua a Unquillo, que debería ser provista desde La Calera. Esto resiente el nivel de recuperación de las cisternas.

El dique La Quebrada está a 3,50 metros por debajo del nivel de su vertedero. La paradoja es que en los dos últimos meses se lo fue vaciando para asegurar que, ante lluvias copiosas, tuviera capacidad de almacenar mayor volumen y evitar crecidas como las de febrero pasado. En realidad, al dique no le falta agua sino que las dificultades se han dado en la distribución del recurso, en la región de mayor crecimiento poblacional de la última década.

Villa Carlos Paz. Otro punto que suele registrar inconvenientes en verano. La Cooperativa Integral que presta el servicio ya advirtió días atrás que son muy altos los consumos. Hubo días con requerimientos de 1.460 litros promedio por conexión. La sugerencia es evitar el uso de la red para riego, lavado de vehículos y veredas y otros fines “no humanos”.

Cruz del Eje. El problema lleva años, ante la ausencia de redes e infraestructura. En días de calor, se agrava la situación en varios barrios. La Provincia anunció un aporte de 96 millones de pesos para construir una planta y cañerías que solucionen la carencia.

Traslasierra. Vecinos de Sauce Arriba denunciaron a su jefe comunal por carecer de agua desde hace días, y hay problemas en Las Tapias.

Varias. Tienen dificultades en la provisión de agua Pilar y Río Segundo, Bell Ville y Morteros, por falta de presión suficiente en las redes. En el sur, hay reclamos en Moldes y Villa Huidobro por similar situación.

La Voz del Interior

Scroll To Top