Home / Noticias / Cuáles son los puntos más contaminados de la costa del Río de la Plata

Cuáles son los puntos más contaminados de la costa del Río de la Plata

El Río de la Plata es uno de los más caudalosos de la región. En sus costas viven millones de personas, sin embargo, al contrario de lo que sucede apenas a unos kilómetros en aguas uruguayas, los bañistas no pueden disfrutar de un buen chapuzón. No sólo porque no quedaron prácticamente playas en sus riberas, sino por los altos índices de contaminación que se registran.

Incluso los organismos oficiales no recomiendan bañarse entre San Fernando y Ensenada, casi toda la costa. Bacterias como enterococos y escherichia coli se acumulan en las ribera, a los que se suma la presencia de metales pesados como cromo y plomo. A esto hay que agregarle la cantidad de basura que se acumula, que llega de los arroyos entubados que descargan en el Río de la Plata. Este nivel de contaminación sólo permite que naden por allí especies adaptadas o más resistentes, como carpas, palometas o algún dorado que baja del Paraná.

Estas son algunas de las conclusiones sobre el estado del río consolidadas en el Informe del Estado del Ambiente de la Argentina presentado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación hace un par de semanas. En las cuatro campañas de medición que se realizaron en las costas Acasusso, en San Isidro; la costa de Berazategui y el Arroyo El Gato, en Ensenada mostraron los peores parámetros que indican que el oxígeno disuelto en agua no supera los 2 mg/l.
En la municipalidad de San Isidro emitieron un comunicado: “De los cuatro puntos que se analizan en este estudio (espigón La Farola, Reserva Ecológica, Perú y espigón Pacheco), el único que dio con valores negativos es Perú. Esto es porque la zona de extracción de muestra es a la altura del puente de madera que cruza el desagüe pluvial (canal aliviador del arroyo Pavón superior), y este desagüe trae aguas pluviales y/o servidas de una gran cuenca de aporte que abarca sectores desde el municipio de San Martín, Vicente López y San Isidro. La calidad del agua recolectada en ese sector no refleja la del río en su conjunto ya que, si el nivel del río está bajo ese día, el agua que se recolecta es en su mayoría agua servida”, aseguraron.

Prohibido bañarse
El trabajo también apunta que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la provincia de Buenos Aires ha realizado muestreos para evaluar los usos recreativos de la costa del Río de la Plata durante los años 2010-2012 y ha surgido de ellos la recomendación de no bañarse en las aguas costeras desde San Fernando a Ensenada. “En Berisso se la localizado una playa donde la calidad de agua es aceptable pero, los guardavidas tienen un protocolo para evacuar la playa en caso de aparición de algas cianofíceas”, indica el trabajo.

Las mediciones también incluyeron los reportes del Servicio de Hidrografía Naval, que hace relevamientos de la franja costera del Río de la Plata desde 1994. Según la información oficial se halló presencia de diversidad de metales y compuestos orgánicos persistentes que se acumulan en el tejido de los peces.

“Por ejemplo, un trabajo reciente determinó la probabilidad de ingreso del mercurio a la red trófica mediante la evaluación de los factores que influencian la presencia de metilmercurio en agua de la cuenca baja del Río de la Plata. Una vez evidenciado el riesgo, se comenzaron a evaluar los niveles de mercurio tanto en sedimentos como en peces, entre estos sábalo, carpa, boga, bagre, dorado y surubí. El uso para la protección de la vida acuática se muestra deteriorado a lo largo de toda la costa teniendo interrupciones temporales en los 3.000 metros de la costa, mientras que en las líneas de 500 y 1.500 metros en algunos puntos las interrupciones son prácticamente permanentes”, indica el informe.

En Argentina las principales fuentes de deterioro ambiental tienen origen en los efluentes urbanos e industriales que no reciben un tratamiento adecuado, evidenciándose alteraciones al ambiente natural producto del crecimiento poblacional, de la urbanización y de las actividades agrícolas, ganaderas e industriales, incluyendo algunos sectores de servicios. Esto se ve reflejado en la disminución de la calidad del agua, la alteración de hábitats y la disminución de la biodiversidad, tanto a nivel de la cuenca como de la franja costera influenciada por la misma.

Con el propósito de mitigar los impactos de los efluentes cloacales, el Gobierno informó que se han licitado las ampliaciones de casi todas las plantas de saneamiento de la zona asociadas al Río de la Plata (Ferrari-Merlo, Bella Vista, San Miguel, Las Catonas – Moreno). Si bien actualmente el 80 % del volumen cloacal del Área Metropolitana de Buenos Aires va hacia la planta depuradora de AySA de Berazategui, las ampliaciones de las plantas existentes (con tratamiento biológico) van a contribuir a la menor emisión directa al Río de la Plata.

La Nación

Scroll To Top