Home / Noticias / Construirán dos nuevas plantas de tratamiento de basura

Construirán dos nuevas plantas de tratamiento de basura

La ciudad de Buenos Aires instalará en las inmediaciones de dos de los espacios verdes más importantes del distrito plantas de tratamiento de basura. La Legislatura porteña aprobó ayer la utilización de estos predios, uno frente al Parque de los Niños y otro, a 10 cuadras del parque Indoamericano, para convertir los residuos en compost.

Con 46 votos positivos, del bloque Pro, sus aliados y el kirchnerismo, los diputados porteños incorporaron al Código de Planeamiento y Edificación la figura de Higiene Urbana en la que se encuadran 15 predios que se encuentran dentro de la logística de la basura en la ciudad.

El reciclaje y el tratamiento de los residuos es necesario para acatar la ley de basura cero, que lo exige, y para cumplir con el compromiso firmado con la provincia de Buenos Aires de reducir el 78% de las 5000 toneladas diarias de desechos que se entierran en el basural de José León Suárez. Hasta el momento, se ha reducido el 36% del material que se lleva a la Ceamse, pero es necesario un tratamiento mecánico y biológico de otras 2000 toneladas.

“Esta ley nos obliga a todos los porteños a hacernos cargo definitivamente de los residuos que generamos y a tratarlos en nuestro territorio”, dijo Gabriela Seijo, diputada de Pro y vicepresidenta de la Comisión de Ecología de la Legislatura.

“No tengo dudas de que las leyes que hemos aprobado hoy [por ayer] son las más importantes luego de la basura cero. Todos queremos vivir en una ciudad más limpia, por eso requiere el compromiso de todos los actores sociales”, agregó.

Aunque todavía no se ha llamado a licitación para la construcción de las plantas de tratamiento, se estima que son necesarios unos 900 millones de pesos de inversión para instalarlas.

En tanto, en 20 días comienza el proceso de inscripción de grandes generadores de basura que deberán pagar por el material que entierran en la Ceamse (Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado). Se trata de los shoppings, centros comerciales, hoteles, industrias y edificios que generen más de una tonelada de basura.

También están incluidos en la normativa los locales que posean una concurrencia de más de trescientas personas por evento, conforme la habilitación otorgada por la Agencia Gubernamental de Control, los establecimientos pertenecientes a una cadena comercial, entendiéndose por ésta al conjunto de más de cinco establecimientos, y los comercios, las industrias y toda otra actividad privada comercial que genere más de 500 litros por día de basura.

Estos grandes generadores de residuos tendrán la obligación de separar sus desechos y acordar con alguna de las cooperativas de cartoneros de la ciudad para disponer lo reciclable.

“Estos generadores especiales quedan excluidos del servicio público de recolección y transporte de residuos húmedos y deberán gestionar y costear el transporte y disposición de los mismos, por lo que no podrán disponer de aquellos en la vía pública o en los contenedores negros”, indicaron en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

Las estimaciones oficiales indican que un hipermercado genera unas 100 toneladas de basura al mes. Enterrar ese material, aunque podría ser menos si es eficiente la separación de residuos, le costaría 43.200 pesos por mes si se tiene en cuenta que por tonelada pagará 432 pesos. Las compañías también deberán contratar el transporte de los desechos. Podrán elegir entre las 15 empresas habilitadas.

Aunque la obligación de separar los residuos para los grandes generadores era obligatoria desde 2006, la logística del material era asumida por el Estado en la mayoría de los casos. Y había al respecto varios aspectos sin reglamentar.


Laura Rocha
La Nación

Scroll To Top