Home / Noticias / Carlos Paz pide ayuda a la Nación para limpiar el San Roque
Carlos Paz pide ayuda a la Nación para limpiar el San Roque

Carlos Paz pide ayuda a la Nación para limpiar el San Roque

La Voz del Interior El municipio solicitó colaboración para retirar las plantas acuáticas que complican al lago. La Provincia inició esa tarea, pero resulta insuficiente. 

Villa Carlos Paz. El lago San Roque no tiene descanso. Sobre el fin del verano llegaron las algas y, con su proliferación alfombrando el embalse, aparecieron los peces muertos. Ya en el otoño, brotaron en los últimos días en el agua las plantas acuáticas, que crecen ahora con fuerza en todo el dique.

Con el municipio y la Provincia sin un plan de mutuo acuerdo para abordar el tema, desde el gobierno local se buscan ahora alternativas llevando los planteos de ayuda ante la Nación. En ese marco, el concejal oficialista Hugo Bustos (de Carlos Paz Unido) se reunió ayer en Buenos Aires con funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente nacional para solicitar ayuda para limpiar el lago. No se trata de una asistencia para el saneamiento integral que el dique requiere para evitar la degradación que lo complica desde hace décadas, sino sólo un aporte para mejorar al menos su situación actual.

“Los funcionarios nacionales advirtieron que conocen la problemática a través de la prensa de Córdoba y reconocieron que la decisión final para intervenir requiere de la aprobación de la Casa Rosada”, advirtió el edil, que regresó sin certezas.

En el medio se mete la pelea Nación–Provincia ya que el lago es un ámbito de jurisdicción de la Secretaría de Recursos Hídricos de Córdoba. “Depende de la gravedad que tenga el tema para que la Nación pueda actuar sin pasar por la Provincia”, aseveró el concejal.

“El planteo de fondo que hicimos tiene que ver con la limpieza del lago porque queremos que la Nación envíe una comitiva que evalúe la situación más allá de lo que puedan hacer el municipio y la Provincia”, destacó.

Cruces. En las últimas semanas no faltaron cruces entre funcionarios provinciales y dirigentes institucionales en referencia al estado del embalse y sus causas.

A fines de febrero, los peces muertos comenzaron a aparecer por miles en las costas del lago, lo que generó fuertes reacciones de entidades ambientalistas. En ese caso la pelea duro unos días y se basó en la interpretación que se le dio a este fenómeno. Para la Provincia se trató de una cuestión estacional, por la proliferación habitual de algas, mientras que para los ambientalistas de Carlos Paz pudo haber otros elementos que generaron ese fenómeno.

Luego, comenzaron a aparecer los camalotes (plantas acuáticas) que no tienen nada que ver con las algas verdes y representan un problema menor que estas. Con lanchas, la Provincia comenzó a limpiar la zona cercana al centro de la ciudad, que apareció repleta de esa vegetación.

La semana pasada hubo una reunión entre funcionarios municipales y provinciales en la que se avanzó para intentar acordar tareas conjuntas. En ese encuentro, Juan Bresciano, funcionario de Recursos Hídricos provincial se comprometió a intensificar desde esta semana las acciones para apurar la limpieza del lago. “Hemos acordado que, en forma conjunta, se puedan llevar a cabo algunas acciones que permitan mejorar las condiciones del embalse”, dijo Bresciano al cabo de esa reunión.
Buena cantidad, mala calidad

Al nivel del embudo. Si la calidad del agua del San Roque no es buena, al menos hoy, en cantidad, está en su mejor nivel. Desde hace 20 días supera el vertedero. En realidad, ayer estaba a 35,30 metros, exactamente el nivel al que empieza a evacuarse por el embudo.

Es lo óptimo para iniciar el otoño, teniendo en cuenta que desde mayo a octubre se registran pocas lluvias en Córdoba y que en ese lapso lo habitual es que todos los lagos bajen su nivel. De lo que acumulen en otoño, depende en buena parte el nivel con que empiecen el verano próximo. El único lago cordobés que hoy supera su vertedero es el de Embalse, en Calamuchita.

Cloacas y fósforo. Rocío Fernández y Alejandra Bustamante, investigadoras del Conicet y del Instituto Nacional del Agua, explicaron semanas atrás en una conferencia en Carlos Paz que el lago está en un proceso severo de eutrofización (envejecimiento por degradación), explicable por el exceso de nutrientes, que utilizan las algas.

El fósforo es ese “alimento” principal y su origen está, sobre todo, en la falta de tratamiento de los líquidos cloacales en toda la cuenca. Con más algas, el agua se torna más turbia, se reduce el oxígeno, en casos genera mortandad de peces y otras especies y hace más compleja y costosa la potabilización.

 

Scroll To Top