Home / Noticias / Avanza el programa de reciclado de residuos electrónicos
Avanza el programa de reciclado de residuos electrónicos

Avanza el programa de reciclado de residuos electrónicos

Clarín Zonal. A nivel nacional no existe una ley que regule el descarte. Los vecinos que tengan un aparato en desuso pueden pedir que sean retirados o acercarlos a nueve puntos de recolección.

Cada argentino genera alrededor de tres kilos de basura electrónica por año, lo que representa 120 mil toneladas de residuos anuales. Según datos suministrados por Greenpeace, se estima que más del 40 por ciento de lo descartado termina en basurales y rellenos sanitarios y cerca del 10 por ciento ingresa en esquemas informales o formales de gestión de residuos. Almirante Brown es uno de los pocos distritos que implementó hace cuatro años un programa de reciclado y, dentro de esa campaña, “ya se recolectaron más de 120 mil kilos de chatarra electrónica en los distintos puntos que el Municipio dispuso”, informó Ricardo Raffetti, quien está encargado de ejecutar el proyecto.

De acuerdo con lo explicado por el funcionario, el objetivo final es desechar en forma adecuada los elementos tecnológicos, facilitar su reciclado y, al mismo tiempo, proteger el medio ambiente y la salud de la comunidad.

Los aparatos son recogidos por el Municipio, trasladados hasta un depósito donde son acopiados y luego enviados al Parque Industrial Tecnológico de Quilmes, ubicado sobre Camino General Belgrano, a la altura del kilómetro 10,500. Allí la empresa Silkers S.A., autorizada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, separa, valoriza el material, recicla los componentes que pueden ser reutilizados y exporta algunos elementos como los metales ferrosos y no ferrosos, cables, plaquetas y circuitos integrados -entre otros- a Bélgica.

En el distrito hay nueve puntos donde los vecinos pueden desechar sus residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Están ubicados en Adrogué, Burzaco y Glew. Además se brinda un servicio a domicilio para la recolección de este tipo de basura. El vecino interesado lo pide por teléfono y los residuos son recolectados puerta por puerta. El trámite es sencillo: aquellos que tienen computadoras y otros aparatos fuera de uso llaman al 4214 -7370 para solicitar su retiro y la Comuna se encarga de su disposición. La gestión es sin cargo.

“Este esfuerzo municipal necesita ser acompañado por la sanción de una ley que regule este tipo de residuos, para que quienes se benefician con la venta de estos productos, se hagan cargo de su reciclado una vez que termina su vida útil”, demandó Máximo Lanzetta, director ejecutivo de la Agencia de Política Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Comuna. Con sus dichos Lanzetta se refirió a la ausencia de una normativa nacional que regule el descarte de estos desechos.

Scroll To Top