Home / Noticias / Análisis de los Artículos 152/157/158. Trabajos de Soldadura y Corte. Decreto 351/79 Reglamento de Higiene y Seguridad en el Trabajo

Análisis de los Artículos 152/157/158. Trabajos de Soldadura y Corte. Decreto 351/79 Reglamento de Higiene y Seguridad en el Trabajo

El Decreto PEN 351/79 es viejo, técnicamente hablando, está desactualizado en muchos de los temas que regula, y además, adolece de contradicciones y errores, pero que siguen estando vigentes dada la poca importancia que tiene la aplicación de las normas legales en la Argentina.

Un Capítulo que llama la atención es el 17 que se denomina “Trabajos con Riesgos Especiales”. El mismo es una colección de temas que nada tienen de especial y que llevan casi 40 años sin que hayan sido ampliados o actualizados. En algunos casos, sólo hay un artículo por tema.

Dentro de este capítulo hay un tema que tiene un nivel muy pobre de desarrollo pese a la importancia y peligrosidad que presenta dentro de la actividad industrial, y es precisamente el tema de Trabajos de Soldadura y Corte.

Con los siguientes tres artículo tendremos que arreglarnos en la práctica cotidiana para implementar una serie de requisitos con el objetivo de evitar incendios y/o explosiones, y la muerte de los trabajadores en el desarrollo de lo que se da por llamar “Trabajos en Caliente”.

Artículo 152. — En los establecimientos en que se realicen trabajos de soldadura y corte se asegurará una adecuada ventilación e iluminación. Asimismo se tomarán las medidas de seguridad necesarias contra riesgo de incendio.

Análisis: “…se tomarán las medidas de seguridad necesarias contra riesgo de incendio…” ¿Cuales son las medidas necesarias? De nuevo volvemos a redacciones imprecisas. Qué hacer en este tipo de caso. Aplicar el conocimiento técnico y seleccionar de la biblioteca de medidas de seguridad, aquellas que mejor aplican a cada situación, eso sí, aquellas que se seleccionen deben tener un justificativo técnico, además, de ser efectivas para reducir y controlar el riesgo en cuestión. Es más fácil, para algunos, artículos que listen las medidas precisas a aplicar, que ponerse a pensar sobre cuales son las mejores. Entre las medidas tradicionales están los permisos de trabajo, limpieza y aislación del área, eliminación del combustible, inertización, verificación mediante mediciones, etc.

El personal a emplear en este tipo de trabajo será adiestrado, capacitado y provisto de equipos y elementos de protección personal adecuados, los cuales lo protegerán contra los riesgos propios del trabajo que efectúen y en especial contra la proyección de partículas y las radiaciones.

Análisis: Este tema debe estar incluido dentro de los programas o planes anuales de capacitación, dado que es un tema donde específicamente se solicita la capacitación del personal, además, del adiestramiento, es decir, entrenamiento. Se debe capacitar tanto sea en el tema propio de la técnica de la soldadura y corte, como de las condiciones de seguridad en el trabajo de los procesos involucrados. La capacitación debe incluir información, repaso, actualización de contenidos, y evaluación para asegurar que los conocimientos brindados hayan sido correctamente aprendidos, además, de inspecciones a los puestos de trabajos para comprobar que lo aprendido se aplique.

Se deberán tomar además, todas las precauciones necesarias para proteger a las personas que trabajan o pasan cerca de los lugares en donde se efectúen trabajos de soldadura o corte.

Análisis: Hay dos niveles de protección, para el  trabajador y hacia los otros trabajadores vecinos que no deben salir afectados por el trabajo de éste, en éste caso se hace necesario la colocación de pantallas o cortinas para evitar y limitar las proyecciones de material, además, de retirar el humo de la zona de trabajo y evitar tirarlo a otra zona habitada.

La ropa deberá estar limpia de grasa, aceite u otras materias inflamables y se deberá cumplir con lo dispuesto en el capítulo 10.

Análisis: uno de los problemas es la combustión espontánea de la grasa o aceite con el oxígeno a alta presión, por ese motivo la ropa debe estar limpia de materiales combustibles e inflamables, dado también la proyección de partículas calientes sobre el propio trabajador. Debe evitarse usar ropa de materiales sintéticos dada su fácil combustibilidad.

Artículo 157. — En los establecimientos en los que se realicen trabajos de soldadura y corte en espacios confinados, se deberá asegurar por medios mecánicos una ventilación adecuada conforme lo establecido en el Capítulo 11 de este reglamento. Esta comenzará a funcionar antes de que el trabajador entre al lugar y no cesará hasta que éste no se haya retirado. Cuando el trabajador entre a un espacio confinado a través de un agujero de hombre u otra pequeña abertura, se lo proveerá de cinturón de seguridad y cable de vida, debiendo haber un observador en el exterior durante el lapso que dure la tarea.

Cuando se interrumpan los trabajos se deberán retirar los sopletes del interior del lugar.

Análisis: En el caso de trabajo en Ambientes Confinados como el prescrito en éste caso se aplica la Resolución SRT 953/2010: Criterios de seguridad respecto de las tareas ejecutadas en espacios confinados. Ver norma.

Artículo 158. — En los establecimientos en los que se realicen trabajos de soldadura y corte de recipientes que hayan contenido sustancias explosivas o inflamables, o en los que se hayan podido formar gases inflamables… Si el contenido del recipiente es desconocido se lo tratará siempre como si hubiera contenido una sustancia explosiva o inflamable.

Análisis: El concepto recipiente no sólo hace referencia a un tacho o tambor, sino a todo tipo de instalación en donde los productos mencionados hayan estado. El desconocimiento sobre el contenido de un recipiente o si éste tuvo o no algo en su interior, hace del mismo un equipo o instalación de alto riesgo y debe ser considerada como que ha tenido productos, no solo inflamables, sino también con otras características, por más limpio que parezca su interior. Como principio de trabajo, no debería existir dentro de una instalación industrial un equipo o recipiente sin saber que contiene su interior.

…se deberá limpiar perfectamente el recipiente y comprobar por procedimiento apropiado que no queden gases o vapores combustibles en el mismo o reemplazar todo el aire existente en él por un gas inerte o por agua. 

Análisis: La única forma de comprobar la limpieza y existencia de gases inflamables es mediante la medición con el llamado “explosímetro”, que mide el acercamiento del ambiente al Límite Inferior de Inflamabilidad (LII). El equipo debe estar calibrado y operado por personal capacitado para interpretar la lectura del mismo. Si además, se aplica la técnica del inertizado, se de proceder a medir presencia de oxígeno dentro del ambiente. Si la limpieza no es correcta y en el interior quedan productos que por presión y temperatura no están emitiendo gases o vapores, no va hacer posible su detección. Sobre las dos condiciones de trabajo, por debajo del LII o por encima del LSI, las cuales en teoría dejan al ambiente fuera del rango de inflamabilidad y por ende que se produzca una deflagración, la única que ofrece suficientes y mejores garantías es estar lo más abajo posible del LII. Trabajar en ambientes por encima de LSI es peligroso, porque ante una bocanada de aire u oxígeno en un ambiente en que se está desarrollando un trabajo en caliente, pueden darse las condiciones para que se produzca una deflagración violenta dentro de un equipo o instalación cerrada con la subsiguiente explosión del mismo.

Ing. Néstor Adolfo BOTTA

Scroll To Top