Home / Noticias / Al menos 200 muertos al caerse el techo de una iglesia en plena misa en Nigeria
Al menos 200 muertos al caerse el techo de una iglesia en plena misa en Nigeria

Al menos 200 muertos al caerse el techo de una iglesia en plena misa en Nigeria

Miles de personas habían acudido a la misa el sábado por la mañana en la ciudad nigeriana de Uyo cuando de repente se desplomó el tejado y el edificio se vino abajo atrapando a numerosos fieles y causando la muerte a más de 200 personas, según el hospital del lugar, aunque todavía no hay cifras definitivas.

“Sonaba como a una fuerte lluvia… Al principio pensé que venía de los gigantescos altavoces y, cuando la gente empezó a preguntarse qué estaba pasando, todo el edificio se vino abajo”, dijo a dpa la estudiante universitaria Ime Umanna, quien asistió a la ceremonia, una celebración festiva con motivo de la ordenación del obispo Akan Weeks en la Iglesia Reigner Bible, en el sur de Nigeria.”El pesado metal utilizado para las vigas cayó como una losa sobre la gente, aplastando a muchos. Fue una imagen terrible”, añadió. “Yo estaba cerca de una salida lateral y pude escapar rápidamente”, contó.

El derrumbe de esta iglesia en la provincia de Akwa Ibom provocó probablemente la muerte de cientos de personas que habían acudido a la misa. Hasta la tarde de ayer seguía sin conocerse la cifra exacta.

El diario Punch, que cita al director del hospital universitario de Uyo señala que más de 200 cadáveres fueron llevados al centro. “Tenemos más de 200 muertos en la morgue y ya no nos queda sitio. Pero siguen llegando cadáveres”, dijo Etete Peters, responsable del hospital.

Al menos 200 personas habrían muerto al desplomarse el techo de una iglesia de Uyo, en el estado nigeriano de Akwa Ibom, según informó ayer el director del hospital universitario local, Etete Peters.

En el momento del derrumbe, centenares de personas se encontraban en su interior. Unos 30 minutos después del inicio de la ceremonia se vino abajo el techo y después el edificio.

Según el periodista Okon Ukpong, quien también se encontraba dentro de la iglesia en el momento del siniestro, decenas de personas quedaron atrapadas bajo los escombros y murieron antes de que pudiera llegar la ayuda. “Fue un sábado negro”, añadió.

Horas después del accidente los equipos de rescate seguían recuperando a las víctimas de entre los escombros. Entre los muertos figuran también representantes gubernamentales, que habían acudido como invitados de honor.

Por el momento se desconoce la causa del derrumbe. La construcción había sido ideada para poder acoger a unas diez mil personas. Los trabajos habían sido finalizados probablemente con prisa para esta ocasión, apuntaban medios locales. Dos grúas fueron llevadas al lugar para poder retirar las pesadas partes del techo.

El gobernador de la provincia de Akwa Ibom, Udom Emmanuel, que salió ileso del accidente, supervisaba el rescate y el traslado de heridos al hospital del lugar. Además, ordenó una investigación de lo ocurrido. Y en Twitter señaló que había decretado domingo y lunes como días de duelo oficial en la provincia.

Por su parte, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, expresó sus condolencias a la población de Akwa Ibom. “Cada tragedia que sucede en una parte de Nigeria nos afecta a todos”, señaló.

Numerosas personas expresaron sus condolencias a los familiares de las víctimas en el Facebook de la Iglesia Reigners Biblee.

Fuente: www.lacapital.com.ar

Scroll To Top